LOS SOCIOS DE PUIGDEMONT RECLAMAN LA PRESIDENCIA DE CATALUÑA PARA ORIOL JUNQUERAS

El partido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) reclamó hoy que la presidencia de Cataluña recaiga en su líder preso Oriol Junqueras, luego de que el ex presidente Carles Puigdemont renunció desde Bélgica a recuperar el cargo ante la inviabilidad de su investidura a distancia.
“En la línea de la legitimidad, si el candidato no es Puigdemont, debería ser Oriol Junqueras”, aseguró hoy el vocero de los republicanos, Sergi Sabriá, en declaraciones a Catalunya Radio.
Puigdemont anunció ayer que renunciaba de forma “provisional” a que el parlamento lo propusiera como candidato a la investidura y que su grupo, Junts per Catalunya, presentaría al activista Jordi Sánchez para el cargo de presidente del gobierno regional.
La decisión parecía desbloquear el camino hacia la formación de un gobierno de mayoría independentista, más allá de que la investidura de Sánchez no está asegurada a raíz de que se encuentra en prisión preventiva y existen muchas dudas sobre la posibilidad de que sea excarcelado.
Sin embargo, ERC hizo publicó hoy su malestar y desacuerdo con el hecho de que Puigdemont quisiera imponer a Sánchez como su sucesor.
“El paso de Puigdemont es importante, pero nos hubiese gustado más tener un acuerdo cerrado”, se quejó Sabriá.
En ese sentido, el diputado republicano subrayó que Jordi Sánchez es “la propuesta de Junts per Catalunya” pero “aún no hay acuerdo”.
Además, “quedan muchos temas abiertos sobre la hoja de ruta y el plan de gobierno”, añadió Sabriá.
No obstante, coincidiendo con este planteamiento de ERC, Puigdemont defendió que la presidencia de Cataluña le corresponde a Sánchez y advirtió que si el Estado español impide judicialmente su elección “se producirá un colapso constitucional” que llevará a repetir las elecciones en Cataluña.
Si el Estado español pone “trabas” a la investidura de Sánchez “estará cometiendo un gravísimo error”, y “probablemente también un delito”, ya que “no hay ley en la mano que pueda impedir la elección de Sánchez”, afirmó Puidemont en declaraciones a la radio RAC1.
“Eso evidentemente es un colapso del sistema institucional porque es una demostración palpable de que no aceptan el resultado de unas elecciones que ellos mismos convocaron”, remarcó el líder secesionista el día después a su renuncia.
En tanto, desde la cárcel madrileña de Soto del Real, Sánchez afirmó vía Twitter que su designación como candidato a la presidencia del gobierno catalán “es un gran honor y una enorme responsabilidad”.
No obstante, también afirmó que Puigdemont, Junqueras y el resto de ex miembros del gobierno catalán destituidos el año pasado por medio de la aplicación del artículo 155 de la Constitución española son “el verdadero gobierno legítimo de Cataluña”.
En tanto, el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, tiene previsto iniciar la próxima semana otra ronda de contactos con los partidos políticos independentistas, antes de presentar al nuevo candidato a la presidencia de Cataluña.
La norteña región se encuentra en una parálisis institucional desde que los independentistas recuperaron su mayoría absoluta en las elecciones del 21 de diciembre del año pasado, convocada por el gobierno central de Madrid a raíz de la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017.

Deja un comentario