22.2 C
La Plata
sábado, noviembre 26, 2022
HomeEconomíaEl dólar blue no se detiene: subió 6 pesos y llegó a...

El dólar blue no se detiene: subió 6 pesos y llegó a $ 158

El contado con liqui y el MEP también aumentaron en el arranque de la semana.

Este lunes el dólar blue salió a marcar la cancha y a mostrar que aún le queda margen para expandirse. Después del salto de la semana pasada que lo llevó de $ 143 a $ 152, esta vez no se quiso quedar atrás: en un solo día aumentó 6 pesos y cerró a $ 158.

Lo que hasta hace unos días era una percepción esta vez se convirtió en una certeza: el veranito cambiario, que se extendió por casi cuatro meses, terminó. Y así, la brecha pasó en pocos días del 50 al 70%.

El final de la pax cambiaria llegó de la mano de un cóctel en el que aparecen el salto de la inflación a 4,8% en marzo, la segunda ola de Covid y el temor a que las nuevas restricciones frenen la economía y, a la vez, empujen el gasto público.

Los $ 158 de este lunes marcan la cotización más alta del dólar blue desde desde el 15 de enero. En el arranque del año el informal se vendía en $ 166 y desde allí fue bajando hasta tocar un mínimo de $ 139 el 7 de abril. 

El dólar blue empezó este camino al alza hace dos semanas. Con esta cotización de $ 158 el blue acorta distancia con el dólar ahorro, que hoy se vende a $ 163.

En tanto, el contado con liquidación y el dólar MEP también subieron y avanzaron 0,3% y 1,3%, respectivamente, para ubicarse en los $153,3 y los $ 150,2.

El repunte del blue estaba dentro de los pronósticos de los analistas, que desde el año pasado vienen advirtiendo que el salto de la emisión monetaria para enfrentar la primera ola de Covid se haría sentir, a mediano plazo, en los precios y en la plaza cambiaria.

Para el economista Aldo Abram “la demanda de pesos está cayendo cada vez con más fuerza por la incertidumbre que están trayendo las demoras en el acuerdo con el FMI y el impacto de la segunda ola de Covid. A eso se le suma la incertidumbre de las elecciones. Esto implica que la depreciación de los pesos será cada vez mayor y habrá una suba de los tipos de cambio paralelos y una ampliación de la brecha”.

Además de este efecto macro, el economista Fernando Marull ve otros factores “micro” que también juegan. El primero es que el viernes pasado terminó el plazo para cumplir en un solo pago con el impuesto a la Riqueza, un factor que aumentó la venta de billetes y la oferta tanto en el mercado de los dólares financieros como en el blue.

También incidió que en las últimas ruedas el Banco Central no intervino en el segmento de los dólares financieros como venía haciéndolo en los meses previos. “El Central se corrió un poquito, no está vendiendo tanto en el mercado financiero y eso está haciendo que suban las reservas netas”, señaló Marull.

En la primera parte del año, el Central vendía bonos para abastecer a quienes operaban en el CCL y en el MEP y evitar que estas cotizaciones se escaparan. Y de este modo, indirectamente la autoridad monetaria le ponía un techo al blue. Esto generó una suerte de seguro cambiario que hizo que varios fondos de inversión que tenían bonos en pesos aprovecharan esta estabilidad para pasarse a dólares y abandonar así el riesgo argentino.

Eso es lo que viene haciendo entre otros, el fondo Templeton, que se deshizo del equivalente en pesos a US$ 600 millones gracias al seguro de cambio que le daba el Central.

El costo de esta estrategia fue que Miguel Pesce tuvo que utilizar parte de los dólares que adquiría en el mercado para recomprar bonos y seguir proveyéndo a los inversores a precios atractivos. En ese camino hubo menos dólares para las alimentar las reservas y para los importadores.

Ahora esa estrategia parece haber entrado en pausa en favor del incremento de las reservas netas, que este lunes cerraron en US$ 40.284 millones.

“En este contexto con más malas que buenas noticias, el mercado, cual tiburón, “olió sangre” y se abalanzó sobre instrumentos defensivos. En las últimas jornadas, apareció mayor demanda por cobertura cambiaria en línea con mayores expectativas de depreciación del peso”, remató la consultora GMA.

¿Habrá suba de tasas?​

Para los analistas, el camino que le queda al Central es subir las tasas de interés, sobre todo la de política monetaria que está fija en 38% desde el año pasado. Esa tasa es negativa ante la inflación y actúa como un desincentivo para quedarse en pesos.

Sin embargo, desde el Central aseguran que “no está en al agenda la suba de la tasa de política monetaria“. Con la apuesta al rebote de la economía el Gobierno opta por no tocar la tasa para no correr el riesgo de que la reactivación se enfríe.

Para Abram “lo único que puede hacer el Central es emitir cada vez menos, pero es bastante difícil que eso ocurra, así que hacia adelante es probable que la depreciación del peso sea cada vez más veloz”.

Este lunes, en el mercado mayorista, donde operan los grandes jugadores,el dólar cerró a $ 93,28, 16 centavos por encima de la cotización del viernes.

En este contexto, el Banco Central aprovechó para continuar con su compra de dólares y se llevó otros US$ 70 millones. Se estima que en los últimos cinco días, la autoridad monetaria pudo hacerse de más US$ 500 millones y ya lleva comprados unos US$ 1.400 millones en lo que va del mes y US$ 3.800 en el año.

Noticias Relacionadas

Más Leídas