25.9 C
La Plata
miércoles, febrero 8, 2023
HomeInternacionalesEl primer ministro Boris Johnson anunció este jueves la retirada de las...

El primer ministro Boris Johnson anunció este jueves la retirada de las tropas británicas de Afganistán y declaró tras 20 años, el fin de la misión militar del Reino Unido, pocos días después que la Casa Blanca ratificara que su repliegue total será recién el 11 de septiembre como había sido anunciado originalmente. En una intervención en el Parlamento, el primer ministro informó que la intervención, que se cobró la vida de 457 soldados británicos, terminaría a pesar de los últimos reportes de que los talibanes están ganando territorio afgano. Dijo que la mayoría de los 750 soldados británicos que quedaban en el terreno ya han sido retirados y que todos “regresarán a casa”. “Hace veinte años, Osama bin Laden y la dirección de Al Qaeda habían convertido a Afganistán en el epicentro del terrorismo global donde, en palabras del autor Ahmed Rashid, ´todo estaba disponible: formación, financiación, comunicaciones e inspiración`”, dijo. Se estima que más de 160.000 personas murieron por el conflicto armado desde 2001, más de 100.000 civiles. Recordó los ataques con camiones bomba en Nairobi y Dar-es-Salaam en 1998, que mataron a 224 personas, el atentado contra el destructor de la marina estadounidense USS Cole (​DDG-67) el 12 de octubre de 2000 mientras se encontraba anclado en el puerto yemení de Adén. En esa acción fallecieron 17 personas. Y finalmente, los atentados del 11 de septiembre que se cobraron la vida de casi 3.000 personas en Nueva York, Pensilvania y Washington. Concluyó que hoy “afortunadamente, la situación es muy diferente” y los campos de entrenamiento han sido destruidos. Sostuvo que lo que queda del liderazgo de Al Qaeda ya no reside en Afganistán y no se han realizado ataques terroristas contra objetivos occidentales desde suelo afgano desde 2001, aunque la organización islamista sigue funcionando y atacando, y los talibanes, sus aliados locales, están más fuertes que nunca. Desde 2002, más de 5 millones de refugiados ya han regresado a Afganistán bajo el programa de repatriación de la ONU. Desde 2002, más de 5 millones de refugiados ya han regresado a Afganistán bajo el programa de repatriación de la ONU. Se estima que más de 160.000 personas murieron por el conflicto armado, más de 100.000 civiles, desde 2001, cuando Estados Unidos con el apoyo de sus socios internacionales invadieron el país, derrocaron al Gobierno talibán y ocuparon militarmente el territorio para garantizar una transición con autoridades aliadas. Veinte años después, los talibanes siguen siendo una de los grupos armados y políticos más fuertes del país. De esta manera y en contra de la mayoría de los análisis de seguridad internacional, Johnson presentó la intervención militar liderada por Estados Unidos como un éxito. Además, aclaró que Londres, que envío 150.000 militares a lo largo de los años, siempre tuvo la intención de abandonar lo antes posible el país. “Ya en 2014, el Reino Unido cesó todas las operaciones de combate y trajo a casa a la gran mayoría de nuestras tropas, reorientando nuestro papel y nuestra participación. Aproximadamente 750 militares permanecieron en Afganistán bajo la misión de la OTAN de entrenar y ayudar a las fuerzas de seguridad del país”, argumentó. Veinte años después, los talibanes siguen siendo uno de los grupos armados y políticos más fuertes del país. Recordó además que el año pasado, Estados Unidos decidió retirar sus tropas de Afganistán, mientras que los talibanes se comprometieron a evitar que “cualquier grupo o individuo, incluida Al Qaeda, utilice el suelo de Afganistán para amenazar la seguridad de Estados Unidos y sus aliados”. Por otro lado, Johnson destacó que, desde 2002, más de 5 millones de refugiados ya han regresado a Afganistán bajo el programa de repatriación voluntaria de la ONU, y que se lograron limpiar más de 8.4 millones de minas terrestres u otras municiones sin detonar. Sin embargo, los constantes combates y atentados en este período y su aumento en los últimos tiempos ha forzado a nuevos desplazamientos masivos de afganos, por lo que continúan siendo una de las poblaciones refugiadas más grandes del mundo.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, también aclaró que el Gobierno podría aligerar las restricciones “si los efectos de las vacunaciones son claros y se asiste a una mejora de la situación”.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, anunció este jueves un nuevo estado de emergencia para Tokio por un aumento de casos de coronavirus que por primera vez atribuyó a la variante Delta y que estará en vigor durante los Juegos Olímpicos.

A solamente dos semanas de la ceremonia inaugural del 23 de julio, las infecciones por coronavirus aumentan en la capital japonesa, concretamente las contaminaciones por la variante Delta, dijo Suga.

“Vamos a declarar el estado de emergencia en Tokio”, dijo Suga, en una reunión de Gobierno dedicada a las medidas sanitarias, añadiendo que entrará en vigor el lunes y durará hasta el 22 de agosto.

Los Juegos Olímpicos de Tokio se celebrarán hasta el 8 de agosto.

Sin embargo el Gobierno podría aligerar las restricciones “si los efectos de las vacunaciones son claros y se asiste a una mejora de la situación”, agregó Suga.

Poco antes, el ministro japonés encargado de la gestión de la pandemia, Yasutoshi Nishimura, había advertido que “el número de nuevos casos sigue aumentando en Tokio”.

“Con el aumento del movimiento de personas, la variante Delta, más infecciosa, representa ahora alrededor del 30% de los casos. Se espera que esta cifra siga aumentando”, añadió Nishimura, según informó la agencia de noticias AFP.

Por otra parte, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, llegó este jueves a Japón para participar en una reunión sobre la cuestión de los espectadores con el comité organizador local, representantes del gobierno japonés y del municipio de Tokio.

Pese a todo, en Japón, las medidas de emergencia contra el coronavirus son mucho menos estrictas que los confinamientos impuestos en otras partes del mundo, e incluyen limitar la venta de alcohol y obligar los bares y restaurantes a cerrar temprano.

Pero las restricciones también se dirigen a eventos culturales y deportivos, un tema clave a dos semanas de la inauguración de los Juegos.

Se esperan unos 11.000 deportistas de cerca de 200 países en los Juegos de Tokio, que fueron aplazados el año pasado a causa de la pandemia.

Según Nishimura, el nuevo estado de emergencia sanitaria, que será el cuarto para Tokio, establecerá un límite de 5.000 espectadores o el 50% del aforo de un recinto, la cifra que sea menor.

Aunque el archipiélago japonés se vio relativamente poco afectado por la pandemia de Covid-19, con unas 14.900 muertes registradas oficialmente desde principios de 2020, su programa de vacunación avanza muy lentamente.

Poco más del 15% de la población se ha vacunado por completo hasta ahora, y los expertos temen que la variante Delta pueda provocar una nueva ola que sature los hospitales de Japón.

Autoridades de Tokio informaron 896 casos de coronavirus en las últimas 24 horas, por encima de los 673 de hace una semana.

La ciudad informó el miércoles 920, la mayor cifra desde el 13 de mayo pasado, cuando hubo 1.010.

Noticias Relacionadas

Más Leídas