16.7 C
La Plata
domingo, diciembre 4, 2022
HomeEconomíaEl Presupuesto porteño 2023 no contempla la extensión del subte

El Presupuesto porteño 2023 no contempla la extensión del subte

Desde junio de 2019, cuando se inauguraron las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro de la línea E, no hay estaciones en obra en Buenos Aires, un hecho inédito que no se registraba desde 1973.

La red de subterráneos de la Ciudad de Buenos Aires no cuenta con partidas asignadas para su extensión en 2023, con lo que suma de esta forma el cuarto año consecutivo sin ampliaciones previstas para la red, en base al proyecto de Presupuesto enviado a la Legislatura porteña.

La Ley de Presupuesto, que será debatida en la Legislatura porteña el próximo jueves, no contempla asignaciones para obras de extensión, si bien cuenta con un ítem en los que prevé trabajos para “aumentar la oferta de transporte mejorando la red existente”.

Desde junio de 2019, cuando se inauguraron las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro de la línea E, no hay estaciones en obra en Buenos Aires, un hecho inédito que no se registraba desde 1973.

Los subtes en CABA y ciudades de América Latina

Pese a que Buenos Aires inauguró su primera línea de subtes en 1913 y se convirtió en la primera ciudad de América Latina en hacerlo, la extensión de vías se ha quedado estancada en 56,7 kilómetros, siendo superados por sistemas como el de Caracas (70,5 kilómetros), San Pablo (90 km) y Santiago de Chile (140 km), dentro de la región.

En el caso de Santiago de Chile, actualmente se encuentra en construcción la línea 7, con 26 kilómetros de extensión, en Sao Paulo la línea 6 de 15,3 kilómetros, mientras que en Madrid se prolongan las líneas 5 y 11.

No inclusión de las obras de subte para 2023

“La no inclusión de las obras de subte en el presupuesto de 2023 vuelve a graficar la falta de una política de transporte y movilidad por parte del Pro que ha sido la peor gestión del subte de Buenos Aires de la historia”, dijo a Télam, Juan Manuel Valdés, legislador del Frente de Todos (FdT).

Si bien no hay partidas, abundan los proyectos para la red que aguardan financiamiento.

La línea H, cuya construcción inició en el año 2001, al día de hoy, continua inconclusa y sin llegar a sus cabeceras previstas (Sáenz y Retiro), realizando su recorrido únicamente entre las estaciones Facultad de Derecho y Hospitales.

En el caso de la extensión a Sáenz, la obra -que permitiría conectar al subte con la línea de trenes del Belgrano Sur- fue adjudicada a la UTE Techint-Dycasa en agosto de 2011, pero la misma al día de hoy, no registra ningún tipo de avance.

La proyectada línea F –que conectaría a Plaza Italia con el barrio de Barracas y la estación Constitución– corre la misma suerte: el presupuesto presentado para 2023 únicamente desliza que se prevé “desarrollar la ingeniería para la licitación de la línea”.

En junio de 2019, Subterráneos de Buenos Aires lanzó la primera licitación para elaborar el proyecto y los pliegos técnicos que se usarán para la respectiva licitación de la obra. No obstante, y tras 14 prorrogas, la misma fue dada de baja en mayo de este año.

El presupuesto tampoco hace mención a las líneas G (Retiro-Cid Campeador) e I (Caballito-Plaza Italia), las cuales están previstas por la Ley N°670, aprobada en el año 2001.

“(Fernando) de la Rúa y Enrique Olivera construyeron más subtes que (Mauricio) Macri y (Horacio) Rodríguez Larreta juntos, que no iniciaron ninguna línea nueva y solo terminaron las obras que venían de gestiones anteriores o que había comenzado el Gobierno nacional como la Línea E entre Bolívar y Retiro”, señaló Valdés.

El legislador detalló, haciendo referencia a la plataforma de campaña de Mauricio Macri en las elecciones de 2007, que “de los 10 kilómetros por año prometidos no llegaron a hacer ni 800 metros al año”.

“De los 10 kilómetros por año prometidos no llegaron a hacer ni 800 metros al año”Juan Manuel Valdés

“Es francamente decepcionante que una gestión que se dice ser de la vanguardia de las ideas de sustentabilidad de las ciudades grandes del mundo tenga una visión tan retrograda de la movilidad y el transporte público”, agregó el legislador.

Por su parte, Jonatan Baldiviezo, fundador del Observatorio del Derecho a la Ciudad cuestionó la falta de extensión del subte, medio al cual considera como el “más eficiente, rápido y ecológico”.

“El colapso de la conectividad de la ciudad es negado por el Gobierno de la Ciudad que continúa impulsando la sobre construcción y densidad demográfica sin adoptar medidas de acompañamiento de la infraestructura de servicios públicos, entre ellos el subte”, aseveró Baldiviezo.

Entre los trabajos previstos por el presupuesto 2023 se encuentra la finalización de obras para adecuar las instalaciones eléctricas de las líneas C y D, un nuevo sistema de señales para la línea D y mejoras en cocheras y talleres, lo cual, según promete el Gobierno porteño, permitiría “reducir los intervalos entre trenes” e “incrementar el volumen de pasajeros”.

Asimismo, se promete la compra de “25 nuevas formaciones para las líneas B y E”, la incorporación de ascensores en las estaciones Plaza de los Virreyes y Plaza Miserere, y una aplicación móvil.

No obstante, todas estas obras al igual que la mencionada app y la ingeniería de la línea F, vienen siendo descriptas desde el Presupuesto 2021 elaborado a fines de 2020, sin registrarse, en algunos casos, avances hasta el momento.

El foco de la política de transporte, en cambio, estará puesto en la finalización de los carriles exclusivos para colectivos denominados “Metrobus” en su nuevo tramo ubicado en las avenidas Paseo Colón y Almirante Brown.

En política de transporte el foco estará puesto en la finalización de carriles exclusivos para colectivos, “Metrobus”, en su nuevo tramo en las avenidas Paseo Colón y Almirante Brown

“Han decidido destinar la inversión pública para adoptar medidas de tránsito como los carriles exclusivos en vez de mejorar estructuralmente el transporte de la ciudad con la extensión de la infraestructura del subte”, criticó María Eva Koutsovitis, ingeniera e investigadora del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP).

Obras en subtes en diferentes gestiones

Desde la autonomía de la Ciudad, las gestiones de De la Rúa y Olivera inauguraron entre 1996 y 2000 la prolongación de la Línea D desde la estación Ministro Carranza hasta Congreso de Tucumán, en el barrio de Belgrano.

Tras ello, las administraciones de Aníbal Ibarra y Jorge Telerman entre 2000 y 2007 comenzaron e inauguraron el tramo Once-Caseros de la línea H, finalizaron las estaciones Tronador y Los Incas de la línea B, e iniciaron las extensiones a Villa Urquiza de la B y a San Pedrito de la A.

Los dos mandatos de Mauricio Macri marcaron la inauguración de las extensiones de las líneas B y A iniciadas por la anterior administración, y las estaciones Parque Patricios y Corrientes de la línea H.

Finalmente, en la primera gestión de Horacio Rodríguez Larreta se inauguraron tres estaciones de la línea H (entre Santa Fe y Facultad de Derecho) y 3 estaciones de la Línea E, cuya obra civil, no obstante, ya se encontraba finalizada en 2015 por el Gobierno Nacional.

LA LEGISLATURA PORTEÑA TRATARÁ ESTE JUEVES EL PROYECTO DE PRESUPUESTO 2023

La Legislatura porteña tratará este jueves el proyecto de Presupuesto 2023, que fue enviado por el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y que prevé gastos por 2 billones 154 mil millones de pesos.

La iniciativa, entre otros aspectos, no contempla por quinto año consecutivo obras de ampliación para la red de subtes y contiene reducciones en inversiones en los rubros de salud, cultura y educación, según denunciaron organizaciones sindicales que convocaron a marchar ese día hacia la sede legislativa, en la calle Perú al 100.

Desde el oficialismo porteño, el ministro de Hacienda y Finanzas, Martín Mura, dijo que se trata de un presupuesto con “déficit cero”, ya que los ingresos serán de 2 billones 164 mil millones de pesos, levemente superiores a los gastos.

Al presentar el proyecto en la Legislatura, el ministro también señaló que “se trata de un presupuesto sin aumento de impuestos ni creación de nuevos tributos” y una “baja del 30% en lo que respecta al peso de los intereses de la deuda”.

Además, afirmó que se recupera el nivel de obra pública tras la pandemia de Covid-19, alcanzando el año próximo una participación del 15% en el total de gastos.

Mura enfatizó que las variables macroeconómicas del presupuesto “surgen de las estimaciones fijadas por el Gobierno nacional”, que proyectan un “crecimiento del Producto Bruto Geográfico del 2%, una tasa de inflación en el orden del 60% y un dólar a $ 269,9 hacia fin de año”.

También reiteró el reclamo por la “quita intempestiva y unilateral de los fondos de la Coparticipación Federal” por parte de Gobierno nacional y sostuvo que por ese motivo, en 2023, la ciudad de Buenos Aires afrontará una “pérdida de recursos de 279 mil millones de pesos”.

El presupuesto porteño del año próximo es el último de la administración de Rodríguez Larreta, que concluye su mandato en diciembre de 2023. Desde 2019, año en que Rodríguez Larreta comenzó su segundo mandato, no se realiza en la Legislatura la ronda de consultas presupuestarias con los ministros de cada área, lo que generó críticas desde la oposición.

Tomando en cuenta que en 2020 y 2021 las actividades parlamentarias fueron afectadas por la pandemia de Covid, el Frente de Todos exigió que este año se retomara la ronda de ministros, pero ante la negativa del Gobierno, el bloque no asistió a la reunión de comisión en la que se dictaminó el presupuesto, realizada el 28 de octubre último.

“No vamos a convalidar este accionar”, afirmó Claudia Neira (FdT), y agregó que el presupuesto no son sólo números, sino políticas públicas, por lo que debe “ser discutido en profundidad con los ministros de cada área”.

En esa reunión, Juntos por el Cambio (JxC) emitió un dictamen de mayoría que llegará este jueves al recinto de sesiones, en el que solo faltó la firma de uno de sus bloques, Republicanos Unidos (RU), cuyo referente es diputado nacional Ricardo López Murphy.

La Libertad Avanza tampoco firmó el dictamen.

La Legislatura porteña tiene 60 bancas, de las cuales 32 pertenecen a JxC, incluyendo las dos de RU.

Para aprobar el presupuesto, se necesitan 31 votos.

Los bloques opositores, en tanto, suman 28 bancas: Frente de Todos (19), La Libertad Avanza (6), Frente de Izquierda (3).

Este jueves también se votará, como parte del paquete presupuestario, la ley tarifaria y el código fiscal para el año próximo.

Además, la Legislatura se votará el segundo pedido de ampliación presupuestaria del 2022 elevado por el Poder Ejecutivo, por 77.800 millones de pesos, lo que eleva el total de gastos anuales del distrito a 1 billón 220 mil millones.

Para este jueves también se esperan protestas frente a la Legislatura porteña, ya que tanto la Unión de Trabajadores de la Educación como la asociación de docentes Ademys denunciaros que el nuevo presupuesto hace un “ajuste en salud y educación”.

También participarán de la protesta gremios del sector de la salud, así como organizaciones sociales.

Noticias Relacionadas

Más Leídas